Los calentadores son un complemento perfecto para que tu bebé esté cómodo: facilita los cambios de pañal, protege sus rodillas cuando gatea, mantiene sus piernitas calientes cuando lo porteas…